Marcha Nordica.Estudios de investigación

Análisis de la marcha (extremidades inferiores)

Se realizó un estudio para determinar si caminar con bastones reduce la carga de las extremidades inferiores. Un análisis en tres dimensiones de la marcha mostró que efectivamente hay variables en el rango de movimiento entre caminar con y sin bastones. Los sujetos caminando con bastones fueron capaces de caminar a mayor velocidad con una reducción de las fuerzas de reacción vertical del suelo y las fuerzas verticales  sobre la articulación de la rodilla. (Willson et al 2001)

Coste metabólico

En un estudio realizado por el Instituto Cooper en Dallas, Texas,sobre el coste metabólico  del Nordic Walking, comparándolo con una caminata normal mostró un aumento significativo en el consumo de oxígeno (hasta un 20% ), en el gasto calórico, y en la frecuencia cardíaca en el Nordic Walking. No hubo diferencias en el esfuerzo percibido entre los grupos. (Morss et al, 2001; Iglesia et al 2002)

El mismo grupo de investigadores compararon el coste metabólico de la marcha de alta intensidad. Los resultados mostraron que durante la marcha nórdica de alta intensidad, la frecuencia cardíaca aumentó una media de  35 latidos por minuto cuando se comparó a una marcha sin bastones, lo que significa un mayor gasto de energía y por lo tanto mayores beneficios. (Jordan et al 2001)

Una investigación  de la Universidad de Michigan en East Lansing estudiaron cuánta energía se gastó en participantes con NW en cintas de correr motorizadas ,demostrando  que la potencia aeróbica y la frecuencia cardíaca fue significativamente mayor cuando se camina con bastones en comparación a caminar sin bastones. Y aunque la tasa de percepción del esfuerzo no difirió entre los grupos también se objetivó un aumento de calorías quemadas. (Rodgers ,1995)

Efectos fisiológicos

Los practicantes de NW tuvieron un consumo de oxígeno un 23% superior, un gasto calórico del 22% más, y el 16% de aumento en la frecuencia cardíaca en comparación con  la práctica de la marcha sin bastones. También hubo un aumento del 38% en la resistencia muscular en el grupo que practicó NW. Porcari et al (1997)

 

Un estudio de la variación de  la frecuencia cardíaca durante la marcha, a velocidad normal y rápida, con y sin bastones. Los resultados mostraron un aumento en la frecuencia cardíaca en la marcha con bastones. Esto demuestra que el Nordic Walking produce un mayor esfuerzo cardiovascular, lo que favorece a las personas que no pueden correr, y tienen problemas para llegar a su frecuencia cardíaca de entrenamiento con el  caminar normal sin bastones. (Laukkanen, 1998)

Un grupo de estudiantes de Rehabilitación MSC Ciencia en la Universidad de Brighton, Inglaterra, forman parte de un proyecto en curso para averiguar si el Nordic Walking proporciona beneficios cardiovasculares para las personas mayores. Dirigido por el Dr. Raija Kuisma, la investigación de los estudiantes mostraron beneficio en la función cardiaca y un 25% más de calorías quemadas que si se camina de manera normal a la misma velocidad. Los estudiantes están llevando a cabo más estudios para investigar los efectos de Nordic Walking en las extremidades inferiores, las articulaciones, movilidad de la columna y la tensión muscular en los ancianos.

 

 

 

 

 Cardiorrespiratorio

Se realizó una investigación para determinar los efectos en la capacidad cardiorrespiratoria de caminar a paso ligero, con y sin bastones en mujeres sanas de mediana edad (edades 50-60). Los dos grupos caminaron  cuatro veces por semana durante cuarenta minutos por sesión. El aumento en el VO2 máximo (el volumen de oxígeno consumido en el ejercicio de su máxima capacidad) fue modesta en los dos grupos, lo que indica que no se requería más esfuerzo para caminar con bastones que sin ellos. (Kukkonen-Harjula,2004)

En otro estudio piloto para el estudio del aumento de la frecuencia cardíaca en el grupo que practicaba Nordic Walking, aumentando la frecuencia cardíaca entre un 2,6% a 4,9% en comparación con caminar de forma regular. Los investigadores atribuyeron el aumento de la actividad muscular en la parte superior del cuerpo.  (Mänttäri,2004)

En un estudio inédito se objetivó los aumentos en el consumo de O2 en un grupo que caminó con bastones fue de un  promedio de 37% y llegó hasta el 94% (en comparación con caminar sin bastones).  (Nagle F.1989)

(Normalmente hay una correlación directa de los aumentos en el consumo de O2 y el aumento del gasto de energía).

Pérdida de peso / Pérdida de Grasa Corporal

 

estudiaron el efecto de Nordic Walking en adultos con sobrepeso en un período de cuatro meses. Los participantes perdieron un promedio de 5 Kg, mostrando una disminución de la grasa corporal, con una mejora de su aptitud aeróbica en un 29%.Según los investigadores, los factores clave fueron que la formación de Nordic Walking fue de moderada a alta intensidad y de naturaleza progresiva. (Heikkilä , 2004)

 

Enfermedades Vasculares

Se estudiaron a cincuenta y dos pacientes con enfermedad vascular, de entre 65-70 años de edad. Los participantes caminaron con bastones varias  veces a la semana durante treinta o cuarenta y cinco minutos. Los investigadores concluyeron que el Nordic Walking mejora tanto la tolerancia al ejercicio como la calidad de vida percibida de los pacientes con enfermedad arterial periférica, .( E.Collins,2003)

 

La enfermedad de Parkinson

Un estudio realizado por investigó a hombres de 72 años de edad con enfermedad de Parkinson. Los participantes caminaron con bastones tres veces por semana (sesenta minutos por sesión) en un supervisado programa de ocho semanas de entrenamiento. El propósito del estudio fue determinar si el Nordic Walking mejoraba las habilidades cognitivas, las actividades diarias, la función motora y la calidad de vida de los pacientes con enfermedad de Parkinson. Los investigadores concluyeron que un programa regular de Nordic Walking aumenta la independencia funcional percibida y la calidad de vida de las personas con enfermedad de Parkinson. (Baatile , 2000)

Osteoporosis

Se realizó un estudio (inédito) para determinar los efectos de Nordic Walking en mujeres con osteoporosis. Los participantes mostraron un aumento de la densidad ósea de la cadera y hubo una mejora aún mayor en la densidad de sus espinas. Se concluyó que el Nordic Walking es un componente valioso de la prevención y el tratamiento de la osteoporosis.( Pusch ¿?)

Cáncer de mama

Se midió los efectos de la marcha con bastones en la función del hombro en los pacientes con cáncer de mama. Los datos mostraron que el caminar con bastones durante ocho semanas mejoró significativamente la parte superior del cuerpo y la resistencia muscular en pacientes con cáncer de mama tras el tratamiento. (Lisa Kay Sprod 2003)

Beneficios en la tercera edad

Se  estudió el envejecimiento de los trabajadores , centrándose en su control postural, así como en la fuerza muscular de su tronco medio. Los participantes caminaron con bastones tres veces a la semana, y al final del estudio se vio en todo el grupo una mejora en la salud físicarelacionada con los parámetros de uso de la batería Fitness Test  UKK (Urho Kekkonen Kaleva Institute) en Finlandia. (Koskinen,2003
El objetivo de otro estudio, realizado por fue examinar los beneficios de Nordic Walking en las funciones de la vida cotidiana de las personas de más edad sedentarias. Un grupo de 73 años de edad, realizaba Nordic Walking dos veces por semana durante sesenta minutos. Los resultados mostraron una mejoría significativa en la funcionalidad al final de las doce semanas de estudio y los investigadores concluyeron que el Nordic Walking es ideal para las personas mayores y afecta positivamente a la función de la capacidad de una persona de edad avanzada.( Parkatti, 2002)

 

Enfermedad coronaria-cardiopatía isquémica

Se investigaron los efectos del Nordic Walking en pacientes con cardiopatía isquémica. Se estudiaron hombres de 61 años que habían sufrido alguna intervención quirúrgica de by-pass coronario o angioplastia o habían sufrido infartos de miocardio. Los investigadores concluyeron que caminar con bastones es una forma segura de rehabilitación para pacientes cardíacos. (Walter ,1996)

Se estudiaron a dieciséis pacientes con enfermedad coronaria aguda en Polonia. También concluyeron que Nordic Walking es una actividad eficaz para la rehabilitación cardíaca.(Wilk ,2005)

Dolor de cuello y hombros

Un estudio finlandés comparó el nordic walking con la marcha normal se observó que la marcha con bastones producía una disminución de dolor de cuello y hombros, aumentando además la movilidad de la parte superior del cuerpo. (Anttila ,1999)

Resultados similares fueron obtenidos por otro equipo de investigadores dirigido por, cuando estudiaron la cervicalgia y dolor en el hombro con un grupo que no tenía experiencia anterior con el Nordic Walking.( Karvonen ,2000 )

En Fibromialgia se consiguió una mejor capacidad funcional y unadisminución del nivel de limitaciones de la actividad física (Mannerkorpi 2010)

 

Salud psicológica

 

Un grupo de investigadores de la Universidad de Wisconsin-La Crosse, estudiaron tres grupos de participantes: un grupo de control, un grupo de senderistas que usaban bastones (con Exerstrider polos ®), y un grupo de caminantes regulares. Después de doce semanas de caminar de treinta a cuarenta y cinco minutos cuatro veces a la semana, el grupo que usaba bastones mostró una gran mejora psicológica, con disminución significativa de la depresión, irritabilidad, fatiga y trastornos del   humor.                                           . 
Hubo algunas especulaciones de que los participantes lo consideraron único y especial porque se les dio la oportunidad de hacer una «nueva» forma de caminar, que también aumentó sus estados de ánimo positivos. Además, los investigadores especularon que el uso de brazos y piernas podría estimular un mayor número de nervios y músculos, creando un ejercicio más tranquilo y rítmico. Sin embargo, la conclusión fue que el uso de bastones podría aumentar la aceptación de sí mismo y promover una actitud favorable hacia el ejercicio.(Stoughton, Larkin y Karawan ,1992)